Represion a trabajadores de Kraft Terrabusi

Trabajadores despedidos de la fábrica de alimentos Craft Foods, ex Terrabusi, resisten 150 cesantías en el interior de la planta, en la localidad bonaerense de General Pacheco. Después de los incidentes de esta mañana, hay calma, pero con una fuerte presencia policial.

Un cordón de infantería está apostado en la puerta principal y también hay personal policial en los laterales. Los trabajadores denunciaron que a las 6 de hoy efectivos reprimieron a familiares que acompañaban a los cesanteados.

Por su parte, la empresa sostuvo en un comunicado que “trabajadores despedidos rompieron el cerco perimetral y entraron por la fuerza” a la planta que la empresa tiene en Pacheco. Agregó que otro grupo permaneció afuera “arrojando elementos contundentes contra la Policía y personal de la empresa”.

El delegado de la comisión interna Ramón Bogado dijo que esta mañana reprimieron con “gases lacrimógenos y balas de goma” tanto a los familiares que estaban fuera de la planta como a los obreros que se encontraban en el interior.

Advirtió que dentro del predio había cuatro carros de asalto, así como medio centenar de policías en el interior de la planta más otro tanto que rodeaba su perímetro.

Por su parte, la empresa indicó en el comunicado que el personal despedido ingresó a la planta “armado con palos” y que “golpearon y lastimaron a efectivos policiales y a distintos empleados que realizaban sus tareas”.

La compañía afirmó que la policía “se encuentra dentro de las instalaciones en cumplimiento de órdenes emanadas de la Justicia” y que su objetivo es “proteger al personal del accionar violento y delictivo de este minoritario grupo de despedidos”.

En el comunicado, Kraft Foods también denunció que las autoridades encontraron dentro de la planta “elementos inflamables, gomeras, tornillos, botellas plásticas con elementos combustibles y acopiados ilícitamente por ellos (los trabajadores despedidos) para ser utilizados posteriormente en hechos vandálicos”.