OTRA VEZ LA PATOTA SINDICAL

El día de ayer asistimos a un nuevo episodio en el que los burócratas sindicales mostraron lo que en verdad son: un grupo de empresarios mafiosos que, lejos de defender los derechos de los trabajadores, están dispuestos a todo para no perder sus privilegios.

En el día de ayer un grupo de trabajadores tercerizados, no representados por el sindicato ferroviario, se encontraba desarrollando una protesta contra una serie de despidos llevados a cabo por la empresa. La intención era paralizar el servicio de trenes de la línea Roca, cuando fueron emboscados por una patota de la Unión Ferroviaria de Pedraza que arremetió con palos, piedras y armas de fuego contra los trabajadores que participaban de la protesta, con la complicidad abierta de la Policía Federal que dejó el camino abierto a la represión de los trabajadores por otro puñado de asesinos defensores de los intereses patronales. Dejaron en claro que no son más que firmes defensores del sistema capitalista, atacando y asesinando al trabajador y estudiante Mariano Ferreyra, activista de un partido de izquierda.

Quienes lo asesinaron son los mismos que el viernes en la cancha de River, cual tropa adoctrinada mostraban su lealtad incondicional a sus patrones con el objetivo de reforzar la garantía estatal de la existencia misma de los sindicatos al servicio del Estado y las patronales. Entre estos estaba la Unión Ferroviaria representada en Pedraza (dueño del Ferrocarril Belgrano Cargas) y compañía demostrando estar dispuestos a mantener el orden capitalista a como dé lugar, siempre al servicio de los objetivos electorales de la Presidenta.

¿Cómo se puede entender que las organizaciones que tienen por función la defensa de los trabajadores se encuentren copadas por un grupo de empresarios que viven en mansiones, tienen yates y se codean con los sectores de poder más concentrado? Porque una de las empresas que trabaja en la reparación de vías, durmientes y rieles en el Ferrocarril Roca, es la Cooperativa Unión del Mercosur. Esa cooperativa es de la Unión Ferroviaria, el presidente de la cooperativa se llama Maxi Pedraza, es hijo de José Pedraza, ¿y ante quien reclamaremos justicia? ¿A este gobierno, que tiene como Ministro de Trabajo a Tomada, un ex abogado de Pedraza?

Es hora de poner fin a un modelo sindical agotado por donde se lo mire, es hora de que los trabajadores despertemos. Los alcahuetes patronales se están reorganizando en gran escala para reprimir toda acción que escape al control de estas mafias, es hora de que los trabajadores también lo hagamos, para demostrarles que si tocan a uno, tocan a todos.

Por el compañero asesinado, por la libertad de asociación de los trabajadores, por un verdadero cambio social.

¡VENGANZA!

FEDERACIÓN OBRERA REGIONAL ARGENTINA – CAPITAL

volante cierculado el dia 21/10/10