Mendoza: Tercerizados telefónicos luchan por sus derechos

El jueves 28 de octubre a partir de las 10.30 horas de la mañana los Trabajadores telefónicos tercerizados cortaron media calzada del Acceso Sur en el sentido hacia Ciudad. El recientemente elegido delegado por sus compañeros,  Marcelo Peralta, junto con un grupo de trabajadores, explicó a ANS los motivos de su lucha y los derechos que reclaman.
Se trata de trabajadores calificados, técnicos, que trabajan en relación de dependencia en la empresa Digit S.A. Ésta es una tercerizada de Retesar S.A. que a su vez, tal como figura en su página oficial (www.retesar.com), desde 1991 es una de las principales contratistas de Telefónica de Argentina.
Son 97 los trabajadores de Digit S.A. y están de paro desde el viernes 22 de octubre. Reclaman el blanqueo de su salario y un encuadre dentro de un convenio colectivo de trabajo. En este momento, los trabajadores son afiliados compulsivamente a la UOCRA (como si trabajaran en la construcción) y no a Telefónicos (como corresponde por su trabajo) como consecuencia de su condición de tercerizados. Esto tiene repercusiones muy concretas en su vida cotidiana: reciben un salario quincenal de $938, más algunos aportes que están en negro. Pero “la verdad es que muy pocos de nosotros llegamos a cobrar los $1800”, asegura un trabajador.
Muchos de ellos trabajan hace varios años en la empresa, algunos hace más de 15 años. Sin embargo, no reciben pago por presentismo, ni antigüedad, ni categoría, ni el ítem de manejo, ni obra en altura. A esto hay que agregarle la cantidad de descuentos indiscriminados que les hacen. El delegado Peralta cuenta que “te descuentan el 50% del combustible. Si yo salgo con una unidad por todo el día a la calle a dar vueltas, a tratar de hacer producción, el 50% lo pago yo.”
El tema de los descuentos es arbitrario y confuso para los trabajadores. No sólo les descuentan un porcentaje del combustible, sino también por rotura de máquinas. Estos descuentos se hacen sobre la parte del salario que está en negro y no van discriminados en el bono de sueldo. Se trata de una maniobra patronal que se apoya en el desconocimiento: nadie sabe exactamente cuánto tiene que cobrar ni cuánto le descontaron ni por qué, por lo tanto no pueden reclamar. Por ello, una de las exigencias principales es el blanqueo salarial.
Otro elemento central en este tipo de trabajo precarizado es el pago por productividad. El delegado explicó que  “hoy por hoy, trabajamos con un sistema a producción, o sea que te pagan lo que hacés… el sueldo te lo pagás vos. Hacés, te lo pagan. Si no hacés, te llevás un básico que es mínimo.” El pago por productividad lleva a la sobre-explotación de los trabajadores: “Ahora, vos te enfermás y le tenés que decir al médico: `dame el alta por favor´. Si llueve no podés salir a laburar, no produjiste. Si se te rompe el vehículo, tampoco.”
Los 97 trabajadores de Digit S.A. se encargan de cubrir el Gran Mendoza. Pero Retesar  S.A. cuenta con cuatro empresas más, en las mismas condiciones, en el resto de la provincia: Poda, GyG, Agrotel y Nexocom. Los trabajos que cumplen estas tercerizadas son de telefonía básica, instalaciones ASL, reparaciones, mantenimiento preventivo y obra gruesa de telefonía.
Hoy, a las 8.30 horas de la mañana, los trabajadores de Digit asistieron a una audiencia en la Subsecretaría de Trabajo a la que irían representantes de Telefónica. Pero no llegaron a ningún acuerdo, así que están resolviendo cómo sigue su plan de lucha.
Los trabajadores están organizados y conscientes de sus derechos. Saben que su caso no es particular y los inscriben en el panorama nacional de trabajo en negro y tercerizado. “Lo que pasó en Buenos Aires es lo mismo que nos está pasando a nosotros. Somos todos tercerizados”, afirmó uno de los trabajadores en clara referencia a la lucha de los ferroviarios en la que fue asesinado Mariano Ferreyra a manos de la burocracia sindical. “Queremos igual trabajo, igual remuneración”, agregó.