chofer delegado de la línea 135 sufre quema de su vehículo y luego el ataque de una patota de la UTA

Urgente:
En la madrugada de hoy desconocidos incendiaron en la puerta de su domicilio en Lanús la camioneta Fiat de Luciano del Percio, chofer delegado de la línea 135, perteneciente al Grupo DOTA. Más tarde, en medio de una asamblea realizada en la terminal de la empresa, ubicada en el barrio porteño de Pompeya, una patota sindical de la empresa DOTA agredió brutalmente al chofer. Por ANRed.

Por ANRED – C (redaccion@anred.org)

El primer ataque tuvo lugar en la madrugada de hoy, en Jean Jauret al 2300, Valentín Alsina, partido de Lanús, lugar donde se domicilia el delegado Luciano Del Percio. Según se dio a conocer en un comunicado a través del Periódico Sindical El Mortero, desconocidos habían perpetrado el ataque a su vehículo, el cual incendiaron.

No es casual que el chofer recibiera ese ataque, dado que se desempeña como chofer de la línea 135 desde hace más de 12 años, y como antecedente de la relación conflictiva que viene teniendo con la empresa, hace 15 días fue reincorporado mediante juicio laboral, ya que había sido despedido por salir como testigo de Germán Amor, un chofer echado de la empresa por realizar reclamos por mejoras en las condiciones de trabajo, que se encuentra aún en lucha para lograr su reincorporación.

Además, resulta sospechoso que el ataque se diera en horas previas a la realización de una asamblea al mediodía de hoy en la cabecera de la empresa en el barrio de Pompeya, lo cual configura un claro gesto intimidatorio.

Del Puercio ya había sufrido meses atrás la rotura de los parabrisas de su vehículo, junto a otro chofer de la línea que pasó por lo mismo, los cuáles luego también recibieron amenazas.

El ataque se repite

Al incendio de su camioneta se sumó más tarde otra agresión brutal al chofer de parte de una patota sindical en el marco de una asamblea realizada en la terminal de la empresa ubicada en el barrio porteño de Pompeya. Según testigos la patota actuó bajo ordenes de la empresa DOTA y se encuentran enlorados en la Unión Tranviario Automotor (UTA).

Estas prácticas son denunciadas por los trabajadores como habituales de parte de este grupo empresario monopólico llamado DOTA, y que siempre fue denunciada por actuar en complicidad con patotas gremiales. Como muestra alcanzan los ataques similares que se producen reiteradamente en otras líneas pertenecientes al grupo, como las 60, 24 y 32.

Contacto:

Germán: 1558363704