Sub-comisión de mozos y anexos

Compañeros/as compartimos algunas imágenes de la actividad de denuncia que estuvimos realizando en sábado pasado en el barrio de Palermo, sobre las actuales condiciones laborales del obrero gastronómico.

1797325_351366178401702_2090394850321502187_n

1974325_351366191735034_2499281010327466222_o

10863937_351366205068366_2744957498506038124_o

11025706_351366198401700_6085668289789296121_o

Presentación de la subcomisión de Mozos y Anexos.

Padecer alguna forma de precarización, en el gremio gastronómico, es común y tenemos que combatirlo. Ser tercerizado, estar parcialmente en negro o directamente en negro; son problemáticas comunes tanto a camareros, bacheros, comises y todos/as los/as trabajadores/as que pertenecen a este rubro. Sea cual fuere la tarea que estemos realizando, tenemos la característica común de trabajar bajo presión, no solamente porque la delimitación de nuestras tareas, muchas veces no es clara; sino también porque nuestras jornadas en los últimos años van acompañadas de la vigilancia de las cámaras de seguridad. Debido a esto, nos enfrentamos en lo cotidiano con situaciones en las que se nos piden “mandados” o cosas que realmente no tienen nada que ver con lo que nos correspondería realizar, llegando a confundir nuestro trabajo con el servilismo.
Además, enfermedades como tendinitis, várices, abortos espontáneos y problemas de columna y cintura por la cantidad de horas que nos pasamos parados, no son tenidas en cuenta como enfermedades laborales y por lo tanto las obras sociales no las cubren como una consecuencia del mismo.
Una de las formas habituales de precarización que se ha expandido muchísimo actualmente es la del trabajador tercerizado. Se trata de trabajadores eventuales, reclutados por agencias para ser usados por hoteles, restaurantes y empresas organizadoras de eventos; contratados por horas para suplir la falta de personal. De esta manera, las agencias se apropian de nuestro tiempo. El funcionamiento de su régimen de explotación se basa en asignar días de trabajo de la semana, con horarios rotativos y jornadas que pueden oscilar de 4 a 16 hs, alegando que al ser eventual no se toman en cuenta las ocho horas, ni los francos. Supuestamente los días que a uno le otorgan son a elección. Sin embargo la realidad nos demuestra lo contrario: el trabajador eventual se ve obligado a cumplir horario para satisfacer la necesidad de la empresa, aceptando incluso descansos de pocas horas entre una jornada y la otra.
Esto también es común en los trabajadores que no son tercerizados, es decir, los que están parcialmente en negro o totalmente en negro, ya que en definitiva nuestros horarios dependen de picos de trabajo, siendo común el no pago de las horas extras y escondiendo la figura de trabajador temporal en periodo de pruebas eternos o demás excusas. Por otra parte, el no reconocimiento de nuestra jornada completa da como resultado grandes ganancias a los patrones y miserias para nosotros.
Los trabajadores gastronómicos tenemos bien en claro los problemas que existen y es por ello que nos estamos organizando para que salgan a la luz nuestros reclamos y que podamos cambiar nuestras condiciones que tal como están hoy día, atentan con nuestra salud y con el desarrollo de nuestras vidas. Nada podemos esperar de los sindicalistas que al igual que los patrones utilizan nuestra fuerza de trabajo.
Los invitamos a construir una organización de trabajadores gastronómicos sin dirigentes, ni representantes, ni sindicalistas profesionales; una asociación que tome sus propias decisiones a través de asambleas. En ella debatir cuáles son las acciones que nos harán ganar para todos/as el cumplimiento de la jornada de ocho horas de trabajo, el franco y medio semanal, tiempo de descanso para evitar lesiones lumbares y de extremidades, el pago efectivo de la jornada laboral completa y demás demandas adeudadas
.
Compañeros y compañeras si relegamos nuestra dignidad, siempre seremos mal pagos, relegados a vivir de las miserables propinas.
Juntos nos brindaremos la solidaridad necesaria para enfrentar cualquier tipo de injusticia.

Sub-comisión de mozos y anexos
Sociedad de Resistencia Oficios Varios Capital (FORA-AIT)