Universidad Nacional de La Matanza: por la reincorporación de los trabajadores despedidos y el fin de la persecución gremial

El 30 de marzo, en la ciudad de San Justo, se desarrolló una asamblea de trabajadores universitarios motorizada por el Sindicato de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de La Matanza (SIDUNLAM). Hasta allí fuimos a presenciar la asamblea, dejamos un aporte al fondo de lucha y leímos el comunicado que aquí publicamos:

 

Compañeras y compañeros del Sindicato de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de La Matanza (SIDUNLAM):

Desde la Sociedad de Resistencia de Oficios Varios de Capital adherida a la Federación Obrera Regional Argentina (F.O.R.A.) les hacemos llegar nuestro fraternal abrazo y nos solidarizamos con vuestra lucha contra los despidos y la persecución gremial.

Como trabajadores afiliados a la F.O.R.A. sabemos muy bien lo que significa la persecución gremial porque nuestra organización fue combatida una y otra vez desde su fundación hace 116 años: nuestros locales y publicaciones fueron clausurados en distintos momentos de la historia no sólo por gobiernos totalitarios sino por aquellos que fueron elegidos por medio del sufragio popular; nuestros afiliados sufrieron cárcel, tormentos y hasta han sido expulsados de la Argentina gracias a la aplicación de la Ley de Residencia sancionada en 1902 y derogada en 1958.

No es casual que entre las personas trabajadoras despedidas se encuentren miembros activos de la Comisión Directiva del SIDUNLAM: esta manifiesta persecución a un joven sindicato que confronta con la patronal es posible, entre otras cosas, por la aplicación de la actual ley de asociaciones sindicales. El modelo sindical argentino vigente desde 1945 y cristalizado por medio de la estatalización compulsiva de los gremios de trabajadores no sólo favorece el unicato -caldo de cultivo de la burocracia sindical- sino que persigue a toda agrupación que rechace la conciliación de clases, es decir, a quien más allá de la defensa de los intereses económicos de la clase trabajadora enfrente a la patronal y a esa máquina defensora y reproductora de relaciones de explotación y de opresión llamada Estado.

Aquí estamos presentes para ayudarlos en todo lo que nos sea posible y así lograr la reincorporación de los trabajadores y trabajadoras despedidos por la patronal de la Universidad Nacional de La Matanza y para que no sean pisoteados los derechos laborales históricamente adquiridos. En este sentido, les hacemos llegar una humilde contribución monetaria para vuestro fondo de lucha.
Además, nos solidarizamos con vuestra lucha para terminar con la persecución gremial.

En este contexto de profundización de la miseria por medio de la flexibilización laboral, la inflación y la desocupación, los invitamos a que juntos redoblemos los esfuerzos para unir todas las luchas que diariamente los trabajadores, ocupados o desocupados, emprendemos contra el Capital y el Estado.

¡Por la libre asociación de los trabajadores!
¡Unidad y solidaridad entre explotados!

Sociedad de Resistencia de Oficios Varios Capital adherida a la F.O.R.A.
30/1/2017