NO SÓLO MIENTE, TAMBIÉN EXPLOTA, PRECARIZA Y DESPIDE: LA GRAN PELEA DE LOS TRABAJADORES DE AGR-CLARÍN

Desde mediados de enero un gran conflicto obrero sacude a la ciudad de Buenos Aires. Los trabajadores de AGR-Clarín, sus familias y todas las organizaciones que se solidarizan con ellos, se las ingenian no sólo para derrotar a la patronal sino para difundir un conflicto que sufre un cerco mediático gigantesco.

 

¿Qué es AGR?

Artes Gráficas Rioplatense (AGR) es la gráfica más importante que existe en el país y pertenece al multimedio Clarín. En este taller se imprimen decenas de revistas de venta masiva como Viva, Rumbos y Tiki-Tiki, además de catálogos comerciales y folletos, entre otros productos. En AGR el trabajo no sólo no escasea sino que abunda.

 

Cierra de la fábrica (lock out patronal) y represión

El 16 de enero a las seis de la mañana, cuando se disponían a entrar a trabajar, los obreros encontraron la fábrica cerrada: 380 familias quedaban en la calle por el lock out patronal del Grupo Clarín. Además, como era de esperar, ese día la planta estaba custodiada por un fuerte “operativo de seguridad”. El Capital necesita, en ocasiones, de las fuerzas represivas del Estado para poder garantizar sus maniobras fraudulentas contra los obreros: no fue la excepción esta vez. A medida que las noticias del cierre del taller y de la presencia policial se difundían, las familias de los trabajadores se acercaban a la fábrica. Entonces la policía reprimió y varios trabajadores fueron golpeados, intoxicados con gases lacrimógenos y heridos con balas de goma.i

 

Razones aducidas vs. verdaderas razones del cierre

El Grupo Clarín justificó el cierre de la planta argumentando una “crisis del sector”. Pero no fue lo único que arguyó. En la página web de AGR hay dos comunicados del 16 de enero. En ambos se enfatiza que “AGR ha iniciado un proceso de reestructuración de sus actividades, a partir de la profunda crisis que atraviesa el sector de las impresiones comerciales masivas”, y agrega: “Es de público conocimiento que el mercado de impresiones comerciales masivas está en crisis a nivel mundial por la adopción de las nuevas tecnologías, el cambio en las estrategias de marketing y las modificaciones en las conductas de los consumidores”.ii Hasta aquí, AGR esgrime la típica justificación dada por todas las empresas cuando cierran sus plantas. Pero a medida que se avanza en la lectura del comunicado se van expresando las verdaderas razones del lock out. Veamos.

AGR intentó infructuosamente, durante los últimos años, explorar caminos que permitieran atenuar los efectos de la caída en la impresión comercial masiva y preservar, aunque sea parcialmente, la sustentabilidad del taller de Pompeya. Pero lamentablemente el enorme desafío que implicaba este cambio en la industria (hoy orientada a la impresión segmentada, personalizada y distribuida) no fue acompañado por la comisión interna de delegados de ese establecimiento, que rechazó sistemáticamente todas las propuestas realizadas”, entre ellas “el rechazo total a un plan de retiros voluntarios [y] la negativa a que los operarios pudieran ser reasignados a un sector o máquina diferente.”iii

En definitiva: la empresa intentó flexibilizar las condiciones de trabajo de los obreros, ellos se resistieron (“no acompañaron”) y por eso la patronal decidió cerrar la planta y echar a todos sus empleados. Como el trabajo no escaseaba y las razones económicas aducidas eran falsas, la patronal buscaba quebrar la organización combativa de los trabajadores para luego flexibilizar (¡y en qué forma!) las condiciones de contratación laboral.

 

Toma de la fábrica, resistencia de los trabajadores y apoyo de diferentes organizaciones

Desde el 16 de enero los trabajadores emprendieron una resistencia que ya lleva un mes y medio. Primero ocuparon la fábrica, medida de acción directa que fue decidida en asamblea en el lugar de trabajo. Pero sabían que la patronal era fuertísima y que contaba con el guiño del gobierno macrista, por eso también convocaron a organizaciones gremiales, sociales y políticas a apoyar el conflicto. Así, el 22 de enero, los trabajadores de AGR-Clarín convocaron a un plenario obrero en las puertas de la fábrica para debatir y decidir los pasos a seguir. Ese plenario resolvió conformar un gran fondo de lucha, extender el acampe solidario en la puerta de la fábrica y desarrollar movilizaciones para instalar el conflicto en todo el país. Por cuestiones de espacio no podemos detallar las medidas tomadas en posteriores plenarios, sólo apuntaremos que también fueron masivos y que las acciones acordadas se llevaron a cabo.

 

Negocios son negocios: la complicidad del gobierno macrista con el Grupo Clarín

La relación entre el Grupo Clarín y el gobierno de Macri es íntima. El apoyo del multimedio facilitó a Macri llegar a la Presidencia de la Nación… ¡y la devolución de favores fue inmediata! A pocos días de asumir, el gobierno nacional derogó la Ley de Medios y con ella todos sus organismos reguladores, además de que el multimedio fue el principal beneficiario de la pauta oficial: en 2016 quedó muy por encima del resto de las empresas periodísticas al recibir $519.046.672.iv Asimismo, en el conflicto de AGR quedó nuevamente demostrada la complicidad que existe entre Clarín y el gobierno macrista. Estos más de 300 despidos no sólo son ilegítimos, también son ilegales. En efecto, como indicó el secretario general de la Comisión Interna Pablo Viñas, no se inició un procedimiento preventivo de crisis en el Ministerio de Trabajo ni hubo convocatoria de acreedores.v La situación es clarísima: el Ministerio de Trabajo de la Nación está mirando para otro lado mientras 380 familias quedan en la calle, beneficiando alevosamente al multimillonario Grupo Clarín. Queda así demostrada una vez más la complicidad entre el Estado y la burguesía contra la clase obrera.

 

Acompañemos a los trabajadores de AGR y aportemos al fondo de lucha

Los trabajadores y trabajadoras debemos apoyar a los obreros de AGR y a sus familias. Si ellos le tuercen el brazo a Clarín, ganamos todos los trabajadores. Este conflicto puede ser un punto de inflexión en la arremetida del empresariado y el Estado contra la clase obrera.

Por ello desde la Sociedad de Resistencia de Oficios Varios Capital adherida a la FORA apoyamos activamente el conflicto, participamos de todas las acciones emprendidas por los trabajadores de AGR, aportamos al fondo de lucha y seguiremos difundiendo el conflicto con todas nuestras fuerzas.

 

¡El conflicto se puede ganar!

¡Solidaridad y unidad para el triunfo de los trabajadores de AGR-Clarín!

 

Facundo

Afiliado a la Sociedad de Resistencia de Oficios Varios Capital

28/2/2017

i https://notas.org.ar/2017/01/16/grupo-clarin-cierra-artes-graficas-rioplatenses-despide-360-trabajadores/

ii http://www.agr.com.ar/ comunicado del 16/01/2017 a las 7 hs

iii Ídem

iv http://www.laprimerapiedra.com.ar/2017/01/despidos-clarin-mas-ingresos-menos-puestos-trabajo/

v https://www.youtube.com/watch?v=90gbmQ69XLM&t=170s