Textos

post “El laburante” de Mayo

domingo, 1 de mayo de 2016

Compañeros y compañeras:

Compartimos con uds un nuevo número de nuestro boletín gremial, para su lectura y difusión.

 

Lo pueden descargar en este link: “El laburante” Mayo 2016

salud y emancipación

tapaboletinmayo


post BOLETÍN CULTURAL

miércoles, 16 de julio de 2014

Compañeros y compañeras, compartimos el BOLETIN DEL NUCLEO DE POETAS Y ESCRITORES DE LA SOCIEDAD DE RESISTENCIA DE OFICIOS VARIOS CAPITAL (FORA-AIT)

http://es.scribd.com/doc/233891189/La-Fragua-N-4-FORA

FORA 1


post QUE NINGÚN TRABAJADOR PRODUZCA POR MENOS DE $ 8500

lunes, 17 de febrero de 2014

Comenzó el año con nuevos discursos y planteos que dejan más al descubierto la mentira de las paritarias para el bolsillo del trabajador. Extendiéndose cada vez más en el tiempo por la incertidumbre económica del país, la verdad marca un aumento de la inflación superior al 35% y un aumento salarial no mayor al 30% de los cuales quieren adelantar en uno o dos pagos de $1300 antes de que se le baje el martillo a este circo.

Con la presión del Estado de querer hacer paritarias anuales y el planteo ya descartado de reabrir luego paritarias si la inflación supera un límite determinado, las negociaciones se inclinan al pedido de “moderación y prudencia” que pide la presidenta ante los reclamos; vieja práctica utilizada con Hugo Moyano y los acuerdos de “Paz Social”, cabe destacar que las exigencias con su par gastronómico tampoco superan el 30%, más allá de querer lavarse la cara hablando del trabajo en negro y la defensa del salario.

Los sindicalistas siguen dejando en claro que la deuda a las obras sociales, que ya superan los 15 millones de pesos es su mayor incentivo a la hora de reunirse con empresarios y gobierno, y no la realidad económica de los trabajadores, que seguimos pedaleando detrás de la inflación.

Esclarecer nuestra situación económica como trabajadores es un deber que tenemos los afiliados de la FORA ante esta devastadora realidad salarial.

Sociedad de Resistencia Oficios Varios Capital FORA/AIT

oficiosvarioscapital@fora-ait.com.ar
www.capital.fora-ait.com.ar


post LA F.O.R.A FRENTE AL PROYECTO DE DEMOCRACIA SINDICAL

viernes, 14 de febrero de 2014

http://fora-ait.com.ar

Comunicado de prensa:

LA F.O.R.A FRENTE AL PROYECTO DE DEMOCRACIA SINDICAL

Una nueva necesidad de redefinir las estructuras del modelo sindical argentino, parece no dejar dormir a los principales dirigentes sindicales en la actualidad; pues a raíz del fallo judicial en el que el Estado deberá reconocer a los sindicatos simplemente inscriptos (1), Hugo Moyano lanzó un proyecto de democratización sindical. En el mismo se busca modificar la legislación para fomentar la participación de los trabajadores de todas las ideologías, en los propios sindicatos ya existentes. “La falta de democracia obliga a los laburantes a optar por la creación de un sindicato paralelo en vez de pelear la conducción internamente”, dijo Antonio Caló. Como, argumentan, la participación no se garantiza, se forman organizaciones paralelas que rompen con la unidad de clase. O en propias palabras de Facundo Moyano: “La mejor manera de asegurar el unicato sindical es con más participación de los afiliados”. (2)

Evidentemente, lo que peligra si se sigue contagiando la obvia necesidad de la libre asociación gremial, es el poder de los dirigentes. Aquellos que dicen “trabajar” representando a los trabajadores (¡nada más insólito!), nos tratan a los trabajadores de estúpidos pretendiendo hacer políticas nuestras necesidades de pan, con el obvio objetivo de propiciar un sindicalismo vertical donde las decisiones pasen por pocas personas, dónde nada se salga de los moldes democráticos y los trabajadores no tomen la iniciativa de plantarse frente a la dominación de los patrones con acciones directas voluntarias, que cada vez parecen pedir más y más de nosotros, tanto que el que trabaja ocho horas se siente privilegiado.

La Federación Obrera Regional Argentina repudia este proyecto que de realizarse, lejos de modificar el modelo sindical argentino, lo fortificará, perpetuando la integración armónica de la clase trabajadora y la existencia de representantes y representados, para obtener un sólo referente institucionalizado de la lucha obrera, que pretende decidir nuestro devenir económico en oficinas, más allá de quienes las decidan, sean de izquierda o de derecha.

(1) http://www.clarin.com/politica/Corte-fallo-pluralidad-sindical-salarios_0_940705948.html
(2) http://www.clarin.com/politica/Moyano-va-democratizacion-sindical_0_989901005.html


post Decile NO a la Reforma Anti Obrera del Código Civil.

miércoles, 8 de enero de 2014

Proyecto de modificación de código civil y de comercio que
afectan directamente a los trabajadores

El nuevo proyecto de Código civil y de comercio afecta a los futuros reclamos de los trabajadores asegurando las inversiones de capitales privados, protegiéndolos de futuros reclamos, reduciendo las posibilidades de que los trabajadores podamos cobrar las deudas que los empleadores mantienen con nosotros y al mismo tiempo, asegurando a los grupos de inversores que el resto de su patrimonio no sea afectado por dichos reclamos. Este nuevo proyecto, implica que las empresas podrán reducir costos laborales, haciendo firmar a sus trabajadores nuevas formas de contratos, que esconden su carácter de trabajadores dependientes. Estas nuevas políticas en lo laboral, en el marco del neoliberalismo, definirán el nuevo rumbo que tendrá el capitalismo, frente a la aguda crisis mundial en la que nos encontramos.

Modificaciones del proyecto de código civil y de comercio:

Nuevos contratos asociativos: son la “unión transitoria” y la de “consorcio de cooperación”, dos figuras en la que dos o más empresas se pueden asociar para realizar una actividad económica determinada pudiendo celebrar contratos en nombre de dicha asociación; esto implicará que no se podrá hacer responsables a las empresas que integran dicha asociación por el total de las deudas laborales.

Estas asociaciones pueden llegar a ser de poca duración y fondos, implicando que pueden llegar a carecer de suficiente patrimonio propio, como para responder por el total de las deudas laborales.

Contrato de franquicia: en la actualidad se pueden hacer responsables solidarios (responsabilidad adjudicada por estar asociados) a las empresas franquiciantes por el total de las deudas laborales, sin la necesidad de que exista elfraude laboral. La nueva modificación, declara que el franquiciante solo seráresponsable si existe fraude laboral.

Responsabilidad de los socios: el nuevo proyecto modifica el artículo que trata la responsabilidad de los socios, exigiendo ahora que para ser responsable a los socios, los trabajadores tendríamos que demostrar que la sociedad fue creada para hacer esos actos en perjuicio de las/os trabajadores. Esto es difícil de ser demostrado. Con el nuevo proyecto, en el caso de ser demostrada la intencionalidad del perjuicio hacia el trabajador las deudas laborales se dividen en partes iguales entre los socios, mientras que la ley actual permite reclamarme a todos los asociados la cantidad entera.

 Proyecto de modificación de código civil y de comercio que afectan directamente a los trabajadores

 Sociedad unipersonal: si el empleador es una persona física, el mismo es responsable con todo su patrimonio, por las deudas laborales que contraiga con sus trabajadores. Con las modificaciones de este nuevo proyecto, solo se podrá ir contra el patrimonio de la sociedad unipersonal de responsabilidad limitada (nueva figura que introduce esta ley, en la que contradictoriamente una sola persona puede formar una sociedad); crea así dos patrimonios diferenciados de una misma persona física y de esta manera el empleador no verá afectado sus patrimonio personales, sino el patrimonio de la sociedad unipersonal.

La irresponsabilidad del estado: Con el proyecto, las disposiciones no serán aplicables al Estado, esto implica que los principales afectados serán los propios trabajadores estatales, ya que los mismos actualmente utilizan permanentemente las reglas del código civil para sus reclamos, siendo ésta, la única manera que tienen de responsabilizar a la administración pública por sus accidentes de trabajo. Si se concretase la reforma, las reglas del código ya no podrán utilizarse frente al Estado.

Transformación del viajante de comercio en un empresario independiente:

El proyecto establece que el viajante es un agente independiente, negando, de esta forma, la relación de dependencia que existe con su empleador y desestabilizando a éste último por las operaciones que promueve el viajante de comercio. Con esto los empresarios reducen costos laborales a la vez que se desentienden por posibles riesgos que puedan acarrear sus operaciones.

Se flexibiliza el concepto de remuneración: El proyecto, utiliza el termino remuneración para referirse a prestaciones que supuestamente no lo son. Declara que el contrato de locación de obra y de servicios, mandato, depósito, agencia y concesión; la prestación que recibe el prestador del servicio, el mandatario, el depositario, el agente y el concesionario respectivamente, se denominan “remuneración” dejando de ser termino referente a la prestación propio del trabajador respectivamente. Se utilizará en contratos no laborales. Flexibiliza su concepto y por lo tanto, permitirá nuevas prácticas tendientes a eludir la protección constitucional por salario.

El Estado, con esta modificación del código civil profundiza la defensa de la propiedad privada garantizando los intereses de las patronales, avanzando contra los derechos laborales, que solo podrán ser defendidos, por la organización horizontal y la acción directa de los trabajadores.


post Nuestro rol en la actualidad

sábado, 19 de octubre de 2013

Cada día que pasa, es más evidente que el modelo sindical argentino no puede beneficiar a los trabajadores en pos de las reivindicaciones económicas, y mucho menos de tener la capacidad de perseguir la tan anhelada emancipación social, sino que todo lo contrario, nos ata cada vez más a reproducir esta sociedad que nos explota y oprime diariamente.

 

  La forma de organización es clave en este proceso, porque la manera en que una organización se desenvuelve diariamente, y los métodos que utiliza para conseguir sus fines, se internaliza en las conciencias de las personas, más que un discurso o un libro. La manera de hacer las cosas del sindicalismo actual, lleva a resolver los conflictos de tal modo que los trabajadores viven atados a las decisiones de la burocracia sindical, siendo éstos los que concentran toda la información para sí mismos, además de poseer la facultad de decidir por los trabajadores del oficio o industria que representan, incluso de los que no están afiliados al sindicato con personería gremial.

 

Estas facultades de representación son otorgadas por el Estado, y avaladas por las patronales que a estas alturas saben que los trabajadores nos vamos a organizar sindicalmente de una forma u otra, y en lugar de intentar impedirlo, les conviene avalar un sindicalismo vertical donde las decisiones pasen por pocas personas, así pueden negociar con los dirigentes. Este proceso de decisiones verticales dentro del movimiento obrero, tiene consecuencias cómo las que padecemos actualmente, donde la mayoría de los trabajadores se acostumbran a esperar pasivamente las acciones de los representantes. Asimismo nos acostumbran a que “El Sindicato” es el único lugar al que podemos recurrir para solicitar que se respeten nuestros derechos teniendo que acatar las decisiones que ellos toman por nosotros, ya que no tenemos la información ni la practica ni el interés de resolver nuestros problemas sin la representación sindical de alguien que encima es ajeno a nuestra realidad cotidiana.

 

El Estado crea los sindicatos a su imagen y semejanza, y tienen su propia normativa orgánica y métodos funcionales a su ideología. Así como en el sistema democrático se delega el poder de decisión a unas personas que nos van a gobernar, en los sindicatos se delega nuestro poder de decisión para que unas personas decidan cuanto sueldo, y que condiciones vamos a tener en el trabajo. Obviamente esa decisión no es unilateral sino que la negocian con los empresarios y el gobierno, conformando una mafia organizada contra los trabajadores para sostener privilegios e injusticias sociales. Es menester saber que a cada finalidad le corresponden ciertos principios y ciertas metodologías. Si necesitan un pueblo trabajador domesticado, sumiso ante el patrón, obediente y que no se rebele, entonces van a buscar la manera de organizar a los trabajadores para conseguir eso. Esa aspiración se materializó en la férrea dictadura sindical de la que hemos estado exponiendo.

 

Ahora bien, nosotros buscamos lo opuesto a lo existente. Nosotros queremos que los conflictos se den de manera directa entre los trabajadores y el patrón, haciendo a un lado al Estado que quiere hacer de mediador y conciliador de clases. Nosotros queremos que los trabajadores decidan en asambleas, luego de reflexionar y debatir, y no líderes sindicales que decidan por todos. Queremos que las organizaciones obreras se federen y actúen de forma solidaria unas con otras,  sin que éstas pierdan su autonomía de acción y no organizaciones obreras absorbidas por una central mastodóntica que decide por la mayoría.

 

Entonces, para conseguir esto ¿Qué papel jugamos nosotros? ¿Qué podemos hacer para convencer a los compañeros de que el sindicalismo solo sirve para mantener privilegios e injusticias? ¿Cuál es nuestro rol como Federación Obrera, de trabajadores que quieren destruir este sistema social, político y económico?

Nuestro objetivo es crear un movimiento obrero revolucionario que no se conforme con las reivindicaciones gremiales y luche también por una sociedad sin explotación ni dominación. Esto significa, un espacio de acción donde divulgar y practicar ampliamente las ideas de emancipación social, construyendo Sociedades de Resistencia organizadas de forma asamblearia y horizontal para luchar de forma colectiva por nuestros intereses como trabajadores. Está claro que nuestras aspiraciones van en contra de lo establecido por el modelo sindical vigente, ya que afirmamos que los trabajadores tenemos que organizarnos libremente, sin que ningún gobierno nos diga cómo organizarnos, ni donde, ni para qué. Las organizaciones gremiales de trabajadores no deben ser controladas ni delimitadas por ningún sector del Poder, y por eso aspiramos a construir organizaciones propias de trabajadores por fuera de los Sindicatos oficiales y por fuera de las centrales existentes.

De a poco se va abriendo la brecha de acción gremial, y este modelo todavía se sostiene pero con contradicciones cada vez más notorias, que nosotros debemos aprovechar al máximo. La falsa unidad de clase forzosa y obligatoria ya no tiene el mismo peso que hace unos años, y cada vez más trabajadores vemos la lucha por fuera de las estructuras verticales y burocráticas. Dentro de los lugares de laburo tenemos que fomentar los principios y métodos que anhelamos, tenemos que fomentar asambleas para debatir y decidir, fomentar la solidaridad entre los trabajadores, deshacer la imagen de los dirigentes y delegados como autoridades que lo deben resolver todo, y que sean los mismos trabajadores los que resuelvan los problemas. Cuando los compañeros vean que desde la asamblea y la acción directa se puede luchar y se puede ganar, la idea derrotista y traidora de los dirigentes ira perdiendo fuerza, y el rol del delegado gremial volverá a tener su sentido original, que es el de defender lo decidido en asamblea, y no sus intereses personales.  

 

Como decíamos al principio, la forma de organización y la manera de hacer las cosas, cala en los huesos más que una lectura. La producción de ideas colectivas, y actividades resultantes de la voluntad de los trabajadores, pueden ir deshaciendo la pasividad construida desde el Poder durante muchos años. La libertad de asociación gremial es una reivindicación que el movimiento obrero argentino se debe desde hace décadas y que no debe suplicar a nadie, sino, como toda libertad, debe ser conquistada sin pedir permiso. El tiempo de la dictadura sindical ya pasó, y tenemos que luchar fervientemente por la libertad en todos sus aspectos, y entre ellos, el de organizarnos como mejor nos parezca, y no como mejor le parezca a los políticos, patrones y sindicalistas.

 

¡Por la libertad de asociación gremial

 

¡Viva la Acción directa!

 

Sociedad de Resistencia Oficios Varios Capital

Adherida a la F.O.R.A.-A.I.T.


post Las crisis las engendra el capitalismo y sigue lanzado trabajadores al abismo

lunes, 7 de octubre de 2013

La situación imperante en Estados Unidos de Norteamérica con la no aprobación del presupuesto estatal, significa que 800.000 trabajadoras y trabajadores sean obligados a la licencia sin percepción de sus salarios. Este acontecimiento es consecuencia de las disputas entre el oficialista partido Demócrata y el opositor circunstancial, el partido Republicano. La decisión parlamentaria mantendrá en sus puestos y con la paga asegurada a militares de las tres fuerzas armadas y carceleros. El estado Federal asegura que el aparto represivo se conserva intacto y pronto y presto para su accionar.

La principal potencia capitalista de Occidente posee una colosal cifra de desempleados, más de cuarenta millones.

Desde nuestra organización, la Federación Obrera Regional Argentina (F.O.R.A.), hemos señalado en repetidas oportunidades que si ya la situación de trabajadores asalariados implica el sometimiento al yugo del capital, por la obligación de vender la fuerza de trabajo a cambio del salario que permite obtener los medios de subsistencia cotidiana, el desempleo es también perverso pues lanza a los trabajadores y trabajadoras al abismo de la incertidumbre.

Los proletarios y proletarias de la Región argentina expresamos nuestra solidaridad con las víctimas de capital en toda latitud, en este caso con quienes lo padecen en EE UU.

Sólo la organización solidaria de los explotados y oprimidos, sin mediación de dirigentes y burócratas podrá acabar con el oprobio de la explotación y dominación del sistema del capital-mercancía.

FEDERACIÓN OBRERA REGIONAL ARGENTINA
ADHERIDA A LA AIT

www.fora-ait.com.ar


post Contra la persecución sindical, por la libre asociación de los trabajadores: Apoyamos a los trabajadores de EMFER y TATSA!

lunes, 2 de septiembre de 2013

emfer


post BALAS PARA CASTIGAR AL PUEBLO Y DEFENDER AL CAPITAL YPF-CHEVRON

jueves, 29 de agosto de 2013

Comunicado de la FORA en repudio a la represión en Neuquén.

Desde la Federación Obrera Regional Argentina (F.O.R.A.) repudiamos la feroz represión estatal desatada contra pobladores que en Neuquén se manifestaron contra el emprendimiento de YPF –Chevron en el yacimiento de Vaca Muerta.

En el sistema del capital mercancía en el que las clases dominantes pretenden condenarnos a sobrevivir la represión aparece muy pronto para salvaguardar los intereses de capitalistas, tecno burócratas y empresarios asociados a la caterva de políticos.

No es casualidad que estos hechos se den en la misma provincia en que los nativos Mapuches resisten la expansión predadora del capitalismo que se expande sin cesar desde fines del siglo XIX con Roca como portaestandarte de la expoliación y continuó incesante durante el pasado siglo XX. La misma provincia en que fuera asesinado el maestro Carlos Fuentealba, arteramente por los esbirros del Estado. Es por esto que reprimen porque los de abajo no se resignan mansamente a aceptar la prepotencia de los funcionarios coaligados en defensa de sus intereses espurios y de los privilegios.
Nuestra solidaridad activa con las víctimas de la represión y los ataques de los uniformados.

Por la articulación solidaria de las luchas contra el capital, el estado y los explotadores.

Secretaría de Prensa

28 de agosto de 2013


post ¡¡¡Organización Obrera Nº 47!!!

miércoles, 17 de julio de 2013

O.O. 47

Compañeros/as ya esta impreso nuestra prensa el Organización Obrera N° 47, les dejamos el PDF para que lo vayan ojeando. Salud y Revolución Social!.

Link de descarga: http://fora-ait.com.ar/blog/

¿Por qué nos obligan a votar?

“Toda situación histórica es siempre opaca a los ojos del que la vive” cita de Eduardo Colombo, entrevistado a instancias del Encuentro Internacional Anarquista de St. Imier en, 2012.

A fines del año pasado el gobierno promulgó dos reformas legales que afectan la legislación electoral incluyendo modificaciones y actualizaciones directamente relacionadas con la obligatoriedad del voto. Fue en la misma movida en la que se incluyó como opción la participación en los comicios de los menores entre 16 y 18 años. Básicamente lo que hicieron es incorporar un registro de infractores a la obligación de votar, actualizar las sanciones que ya existían y desplegar un sistema de fiscalización digno de una película distópica.

Este último punto es escalofriante. A partir de esa reforma, por ejemplo, los empleados públicos nacionales, provinciales y municipales están obligados a fiscalizar el cumplimiento efectivo de la obligación de votar (o el pago de la multa) de cualquier ciudadano que intente realizar un trámite ante ellos, durante el año siguiente de la elección. Un empleado público puede ser sancionado con una multa de $500.- si habilita un trámite para alguien que no votó. Además, si él mismo no votara, puede ser suspendido e incluso echado del laburo.

Por supuesto, una vez más, los sindicatos no hicieron nada. Permitieron que los trabajadores públicos lleven sobre sí una carga extra, y no cualquiera: es la de convertirse en buchones, en una especie de policías electorales obligados a sancionar a cualquier persona por no haber votado. Además, se ven particularmente apremiados en su trabajo respecto de la obligatoriedad del voto, que nada tiene que ver con la tarea que desempeñan. Esto es como si pudieran echarte del laburo por no pagar el impuesto municipal.

La inacción de los sindicatos tiene una razón de ser: ellos funcionan dentro del sistema de representación. Un dirigente sindical no se diferencia en nada de un funcionario político del Estado. En nombre de los trabajadores que estamos obligados por ley a aceptar su representación y que estamos obligados a pagarle su riqueza a través del descuento sindical, ellos negocian con la patronal y el Estado lo que conviene a sus propios intereses, al uso clásico de cualquier corporación. En realidad, ellos representan al patrón ante nosotros, representan al Estado, y en general lo hacen con una lealtad pocas veces vista.

Pero el punto que más llama la atención es que a esta altura el poder político se esfuerce en refrendar con reformas legislativas la obligatoriedad del voto. Hasta ahora, la obligatoriedad se había convertido en una figura legal en desuso. Nadie tuvo problemas por no votar. De hecho, es posible que nadie los tenga: habrá que ver si ponen en práctica o no las reformas que realizaron. Si nos fijamos, la abstención electoral nunca fue un problema para constituir un gobierno: el gobierno de Néstor Kirchner tuvo menos aval electoral que el de Illia, que pasó a la historia como el gobierno menos votado de Argentina desde la ley Sáenz Peña. El 45% de votos que recibió la presidenta actual, no llega a ser un 25% de la población, pero se repite una y mil veces que la votó la mitad de la población. Esto significa que no importa cuánta gente vote, lo que importa es que se despliegue el ritual de la elección como mecanismo legitimador del poder gubernamental. Es un ritual, una escena ficcionada que, increíblemente, todavía funciona.
Lo que se pone en juego aquí es precisamente eso: la legitimación. El sistema electoral no sirve para expresar la voluntad popular, como quizás creyeron en el siglo XVIII. Esa voluntad aparece cuando el pueblo toma decisiones, no cuando las delega en funcionarios. Que alguien, estando obligado por ley, ponga un voto en una urna para elegir qué candidato habrá de gobernar el próximo período, no es una decisión, como no lo es pagar el impuesto a las ganancias cuando uno tiene la suerte de tener un salario que pase el borde del mínimo de supervivencia. ¿A quién se le ocurriría decir que es mi decisión que el sindicato, al que no me afilié jamás, me descuente un porcentaje de mi salario? Esas son obligaciones que las hacemos por miedo a la represalia, o sencillamente porque no las podemos evitar, pero nunca por propia decisión. De modo que la obligatoriedad del voto no tendría sentido si no fuera porque cumple otra función, más sutil, más sofisticada, pero definitivamente más real.

Cuando Sáenz Peña, en 1912, promulgó la ley que se recuerda con su nombre, y que consagró el voto obligatorio en Argentina, dijo en su discurso: “Quiera mi país escuchar la palabra y el consejo de su primer mandatario , quiera el pueblo votar”. Esta expresión, que quizás ha querido ser más poética que literal, dice en realidad cuál es el sentido verdadero de la obligatoriedad: que el pueblo quiera votar. ¿Qué significa esto? ¿Por qué es necesario que el pueblo quiera votar?

No hay gobierno que pueda gobernar abiertamente en contra de la voluntad del pueblo. Un gobierno puede reprimir o fusilar a la disidencia, pero para gobernarlo necesita que haya algo de legitimación, un mínimo aunque sea, que le permita realizar sus funciones. El gobierno necesita al pueblo sencillamente porque vive de él. Por más que la votación, como vimos, no sirve para expresar la voluntad del pueblo, somos muy pocos los que cuestionamos la legitimidad del gobierno de una presidenta que sacó el 45% de los votos. El acto electoral, por más que sea una mentira, una escena vaciada completamente de cualquier contenido, sirve para legitimar un gobierno. Eso siempre y cuando el pueblo crea en las elecciones. Si el pueblo se organiza por fuera de la dinámica electoral, si el pueblo comienza a pensar que los representantes no sirven para tomar sus propias decisiones, la fantasía de las elecciones desaparece, y con ella la legitimidad de cualquier gobierno.

Eso es, precisamente, lo que ocurría a principios del siglo XX, cuando gran parte de la población se organizaba en su trabajo con los compañeros, tomaba decisiones en asamblea y afirmaba que era necesario cambiar el sistema económico, político y social. Y eso es lo que ellos advierten que está pasando desde hace unos quince años, más o menos, aunque estemos muy lejos todavía de afirmar que existe algo parecido a la organización popular.

La ley Sáenz Peña tuvo una única función: incluir al pueblo en la ficción electoral para venderles la ilusión de que a través de la representación política algo de sus vidas cambiaría. La primera presidencia obtenida por vigencia de la ley Sáenz Peña fue la de Yrigoyen, que fue el gobierno que fusiló a los trabajadores de la semana de enero de 1919 y a los de la rebelión patagónica del 20. La promesa electoral, desde el mismísimo primer instante, demostró ser una mentira, y lo hizo con sangre en las manos.
De modo que lo que se persigue con la obligatoriedad es que el pueblo, alienado por el trabajo y el consumo, urgido por la necesidad, amenazado por la ley, quiera votar. Que el pueblo acepte la validez de un gobierno porque lo consagró un acto electoral. Que habiendo sido obligado a votar, se haga responsable del voto. ¿No es esto increíblemente perverso? Es como tomar al torturado por culpable de la tortura, como tomar al robado por culpable del robo. Se nos obliga a votar y luego se nos dice: son las reglas del juego y deben hacerse cargo.

Proudhon había dicho, con lucidez meridiana, que la propiedad es el robo. Hoy tenemos que decir, en términos políticos, que la representación es la traición. Si, además, la representación es obligatoria para el representado, no podemos deducir otra cosa que el hecho fehaciente de que estamos siendo usados como excusa de nuestro propio escarnio.

Como si no fuera suficiente la obligatoriedad del voto en las elecciones generales, se agrega la obligatoriedad de votar en las preliminares. Esto significa que estamos obligados por ley a formar parte de un partido político, aunque no nos afiliemos. Estamos obligados a decidir cuáles son los candidatos que irán por un partido u otro a las elecciones. Antes, si uno creía que en la política partidaria y quería participar en la selección de candidatos, se afiliaba a un partido y militaba en él. Normalmente se frustraba ante la evidencia de que las estructuras partidarias están viciadas de un verticalismo que anula cualquier construcción colectiva, y así fue que poco a poco se fueron quedando sin militantes y fueron ganándose la enemistad popular. Ahora, como casi no tienen militancia que no sea rentada, como no tienen ninguna clase de vida interna que no pase por decisiones de pasillo, nos obligan a todos a participar de una estructura política con la que no comulgamos, con la que muchos disentimos, y en la que no participamos porque no queremos participar.

En Argentina está prohibido activar políticamente por fuera de los partidos y activar sindicalmente por fuera de los sindicatos. En nombre de la democracia, está prohibido no ser demócrata. En Argentina, no aceptar la coerción de los traidores puede significar que nos echen del laburo, que nos cobren una multa o que nos metan en cana. Ahora van a armar listados con las personas que no voten para poder perseguirlos más fácilmente. Y, lo que es aún más perverso, dicen que lo hacen para garantizarnos un derecho. El artículo 37 de la constitución, que establece la obligatoriedad del voto, dice que lo hace para garantizar nuestros derechos políticos. Dice textualmente: “Esta Constitución garantiza el pleno ejercicio de los derechos políticos, con arreglo al principio de la soberanía popular y de las leyes que se dicten en consecuencia. El sufragio es universal, igual, secreto y obligatorio”. ¿Cómo se entiende? Tenemos derecho a decidir, entonces nos obligan a elegir. Decidir es una cosa, elegir es otra. Yo no decido cuando tengo un par de opciones, puesto que solamente puedo atarme a esas opciones. Si yo, en mi derecho de decidir políticamente, decido no ser representado, soy castigado por ley. Si soy empleado público, me suspenden o me echan. Si soy pobre, pago con la imposibilidad de tramitar algún mísero subsidio, o con una multa que se me hace impagable, o con la prisión.

Una vez más, las leyes están hechas para controlar al pueblo. Se ve claramente que una multa de $500.- es joda para un diputado o para un empresario, y es muchísimo para nosotros. Con eso bastaría. No voto, pago la multa, y sigo viaje. ¿Quién es el que está obligado a votar?

El poder advierte que desde los años 80 la participación electoral está en decadencia. Ellos saben que el pueblo, muy poquito a poco, sin que apenas se note, empieza a organizarse a su modo, sin dirigentes, “sin partidos ni sindicatos”, como se estableció en las asambleas de 2002. Poco a poco, sin que nosotros mismos nos demos cuenta, comenzamos a pensar por fuera de la representación, más allá de los discursos legitimantes de los funcionarios del Estado, comenzamos despacito a darnos cuenta que cuando hablan en tu nombre te cagan, que la representación es la traición, que los funcionarios, sean ministros, diputados, presidentes o secretarios, están ahí para controlarnos, para mantenernos quietos, trabajando sin chistar. Ellos mismos nos están avisando que nosotros, sin saberlo siquiera, estamos empezando muy despacio a cambiar las cosas.

El gobierno se anticipa. Se da cuenta y juega sus cartas. Quiere instalar en la población el hábito del voto, quiere que en la mesa discutamos acerca de cuál será el próximo presidente, y no acerca de cómo nos organizamos para dar la pelea en el taller, en el aula, en la administración, en el hospital, en el comercio, en fin, ahí donde ponemos el cuerpo todos los días para darles de comer a ellos. El gobierno se anticipa porque la ve venir. El desafío es que seamos nosotros los que la veamos venir porque somos nosotros los que la estamos trayendo. Organizarnos por fuera de la representación política y sindical es la forma en la que realmente podremos cambiar algo. Ellos lo saben y nosotros también.

por: H


post CASO “CHEVRON”

viernes, 12 de julio de 2013

**FILE** Smoke billows from a ChevronTexaco refinery in Richmond, Calif. in this file photo from Tuesday, July 26, 2005. Chevron Corp. shares fell after the company cautioned its fourth-quarter profit will be hurt by lower crude oil prices, declining production and weaker margins in its refining business. (AP Photo/Noah Berger, File)
CUANDO SE AFECTAN LOS INTERESES DE PETROLERAS MULTINACIONALES NO HAY UNIDAD LATINOAMERICANA PARA EL GOBIERNO NACIONAL Y POPULAR

La Corte Suprema siguiendo los lineamientos del dictamen de la procuradora general Gils Carbó, dictó sentencia el pasado 4 de junio de 2013 rechazando el embargo decretado por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil por más de 19 mil millones de dólares, sobre los activos existentes en el país de la compañía Chevron Argentina SRL y otras sociedades del grupo Chevron.

El embargo había sido solicitado por la justicia ecuatoriana en un proceso iniciado contra la compañía “Chevron Corporation”, en la cual fue condenada a resarcir los daños ambientales ocasionados por su antecesora Texaco en ecuador entre los años 1964 y 1990. El embargo comprendía todos los activos de Chevron Corporation y de sus filiales en el país, es decir, Chevron Argentina SRL y otras sociedades del grupo.

Es importante tener en cuenta que recientemente YPF celebró un contrato con Chevron Argentina SRL para la explotación del yacimiento Vaca Muerta en Neuquén, cuya inversión inicial era de U$S 1.500.000.000. Por lo tanto, la posibilidad de que se embarguen activos de dicha multinacional en el país hacía peligrar la efectividad de sus inversiones, imposibilitando que la argentina alcance la llama “independencia energética”, la cual “depende” justamente de esas inversiones.

Pese a las permanentes referencias del gobierno nacional y popular a la llamada unidad latinoamericana y a la patria grande contra las corporaciones, la procuradora general Gils Carbó, integrante de la agrupación justicia legítima, dictaminó en contra del embargo solicitado por la justicia ecuatoriana favoreciendo los intereses de la multinacional Chevron, y demostrando cuáles son los límites de la unidad latinoamericana cuando se afectan los intereses de multinacionales radicadas en el país. No tuvo en consideración de que se trataba de un embargo por daños ambientales en otro país latinoamericano, ni que el mismo estaba dirigido contra una corporación norteamericana que obtiene enormes beneficios por contaminar el medio ambiente.

La procuradora en su dictamen señaló que el juicio seguido en ecuador era sólo contra Chevron Corporation, y no contra Chevron Argentina SRL y el resto de las filiales en este país, los cuales _“…tienen personalidad jurídica propia y distinta de la de sus accionistas directos e indirectos”_. Es decir que como Chevron Argentina SRL es una sociedad constituida en la argentina, la misma no debe recargar con las deudas que tenga la matriz del grupo Chevron Corporation en otros países, aún cuando esta última sea accionista directa o indirecta de su filial Chevron Argentina SRL. Con este razonamiento “legalista” la denominada representante del ministerio público logra poner barreras formales para proteger las inversiones de las multinacionales en el país, desconociendo el nexo de responsabilidad que le cabe por su accionar contaminante en otras regiones del planeta.

La procuradora al considerar a Chevron Argentina SRL como una sociedad constituida en la República Argentina distinta de la matriz, logra ponerle nacionalidad al gran capital y de esta forma vincularla a los intereses de la nación argentina, al mismo tiempo que reconoce implícitamente la necesidad de seguir dependiendo de la inversión extranjera contaminante para poder desarrollar una política de aparente independencia económica. Todo esto en desmedro de la llamada unidad latinoamericana contra el imperialismo y las corporaciones.

En su dictamen la procuradora logra alinear los intereses de la mencionada multinacional con la política energética seguida por el gobierno nacional y popular, al decir que: _“La traba de un embargo por un monto de U$D 19.021.522.000 sobre los activos y, en particular, las cuentas bancarias de sujetos que desarrollan una actividad de notorio interés público, a saber, la exploración y explotación de hidrocarburos, puede producir perjuicios irreparables a los intereses de la comunidad vinculados con la política energética y el desarrollo económico de nuestro país”_. De esta forma, proteger los intereses económicos del país implica proteger las inversiones hechas por las multinacionales en el mismo, en este caso, contra los reclamos indemnizatorios hechos por otro país latinoamericano como es ecuador.

El caso “Chevron” constituye una verdadera parodia del discurso nacionalista en donde corte suprema y poder ejecutivo se alinean para proteger los intereses del gran capital, ahora vinculado a los intereses de la nación por el sólo hecho de haber invertido en el mismo y continuar haciendo negocios en el mismo. Este caso demuestra también los límites formales sobre los cuales se sostiene el discurso nacionalista, el cual se encuentra basado exclusivamente en la política que desarrollan los gobernantes en supuesto beneficio de los habitantes de una nación, sin importar la existencia misma de la explotación y de la depredación capitalista dentro de sus propios territorios, y para los cuales, los límites nacionales poco les afectan, y al contrario, pueden correr en su ayuda como sucedió en el caso “Chevron”.

por: LEO

SECRETARÍA DE LA SOCIEDAD DE RESISTENCIA OFICIOS VARIOS CAPITAL/
FORA-AIT

CORONEL SALVADORES 1200, LA BOCA, CABA


post A once años de la masacre del Puente Pueyrredón el Estado sigue atacando la insumisión de los de abajo

viernes, 5 de julio de 2013

A once años de la masacre de Puente Pueyrredón el Estado continúa atacando a los que no aceptan inermes la dominación y explotación capitalista. Una larga lista de hechos evidencian lo que decimos: el Proyecto X asesinatos como el del maestro Carlos Fuentealba en Neuquén y el joven Mariano Ferreyra en Buenos Aires. Los arteros ataques a las asambleas de pobladores que resisten la minería en la Rioja y Catamarca. A los pobladores Qom de Formosa y el Chaco que sufren el permanente asedio policial y gubernamental. La Masacre de junio de 2002, que asestó las balas mortales para Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, es un hito en la escalada represiva que no se detiene hasta el presente. La articulación represiva de Duhalde y los esbirros de la policía bonaerense buscó desarmar la resistencia de los de abajo a sus siniestros planes. La matanza de junio de 2002 se dio en medio de de un alza de acciones directas enfrentando al Estado, el capital y sus gerentes-ejecutores; fue una forma brutal de disciplinar a los que luchan. Este perverso accionar ha contado durantes estos años con la complicidad judicial y de los diversos burócratas gubernamentales. Los ataques y persecuciones a luchadores sociales no son hechos aislados sino parte de un plan represivo que busca domesticar al proletariado y a los oprimidos y explotados que no se resignan a la mansa obediencia. Desde la Federación Obrera Regional Argentina (F.O.R.A.) afirmamos que no se trata solo de no olvidar a nuestros hermanos hijos del pueblo asesinados por los esbirros gubernamentales sino de impulsar las luchas solidarias de resistencia contra el sistema del capital-mercancía. Articular todas las resistencias para dar las luchas por la emancipación integral.

Federación Obrera Regional Argentina

Junio de 2013


post Trabajador que lucha no está solo

sábado, 15 de junio de 2013

trabajador que lucha_afiliatealaFORA_chica

Comunismo Anárquico

¿QUÉ PROPONEMOS?

QUÉ PROPONEMOS?

Descentralización completa de todos los aspectos de la vida social y económica de la colectividad humana.

Nueva reorganización social partiendo de las comunas libres, en libre federación, en toma de conciencia individual, que es donde la autentica voluntad general se abre camino.

En las que las restricciones necesarias al equilibrio vital aparezcan como necesarias y deseables y no como limitaciones impuestas mas o menos arbitrariamente desde las alturas autoritarias.

Nuevo sentido y aspecto a la vida ciudadana. Abandono progresivo de las urbes, monstruosas fuentes de contaminación.

Humanización de la producción partiendo del mismo principio regulador. Unidades reducidas donde el aporte individual es más personal y menos mecanizado. Desaparición de la producción por la producción y del crecimiento inútil y destructor del equilibrio.

Un control más racional de la agricultura. Volver al cultivo natural variado, con supresión de monocultivos gigantescos, factores de empobrecimiento de los suelos.

Explotación colectiva de las tierras.

Normalización de la vida. Dispersión de los centros de producción. Fusión progresiva entre el campo y la ciudad.

Supresión de la producción de tipo comercial, de corta duración y retorno a productos naturales, reduciendo al mínimo la utilización de sintéticos y plásticos.

Normalización y regularización racional de la distribución como responsabilidad colectiva, eliminando todas las funciones de publicidad y los intermediarios comerciales.

El hombre quiere trabajo y belleza. Y encontrará así, en la comunidad productora una estructura organizativa en la que mejor se realiza el control interno de las individualidades. La dinámica estimulante partirá de cada individuo.

En esa comunidad de trabajo, como en la Comunidad de vida social, el individuo, el hombre como la mujer, pueden realizarse. Con esta reducción, con esta dispersión de los núcleos de vida social y económica, disminuiremos el impacto dañino que las grandes concentraciones industriales, y las grandes aglomeraciones producen en el medio ambiente.

Comuna libre, unidad social de base, autosuficiente y autoreguladora y contrariamente a las afirmaciones pesimistas de nuestros detractores, no introvertida, ni de espaldas al resto del mundo, sino unida a otros en libre federación que permita la interrelación necesaria para la realización de los trabajos que implican las necesidades regionales, del país, de continente, mundiales.

Grupo de trabajo, colectividad productora, unidad económica de base, autosuficiente y autoreguladora igualmente, en relación constante con los otros grupos de trabajo, federada por ramas de producción y en el orden geográfico.

Partiendo de estas dos células de base, la federación a todos los niveles, que equilibra posibilidades y disponibilidades, dentro de la norma reguladora: “a cada cual según sus necesidades, de cada cual según sus posibilidades”.

Labor inmensa, pero a la que nos vemos por la fuerza de la evolución destructiva, abocados necesariamente.

En la conservación de los bienes naturales, en su recuperación progresiva, los productores sabrán, sabiéndose dueños de sus destinos y sin dependencias extrañas, buscar y encontrar con espíritu de invención y con la instalación de técnicas nuevas, el medio de conservación máxima de materias y energías, de modalidades productoras no contaminadoras.

Los hombres dejarán de ser unidades insensibles, produciendo cantidades crecientes, para aumentar su instrucción y tener oportunidad de mejorar la calidad del trabajo personalizándolo.

La producción industrial como la agrícola existiendo en plena armonía en las comunidades la distinción irreal entre el hombre como productor y el hombre como vecino desaparecerá. Las necesidades de la comunidad y de las comunas preverán los trabajos en atención a su propia estabilidad y no porque un grupo cualquiera quiera beneficiarse del esfuerzo de los más.

Reforzar la capacidad y las facultades de la Comuna Libre que asumirá cuantas funciones le son propias y hoy están en manos del dictado autoritario.

Los temas que afectan a la vecindad competen a los vecinos, los que afectan al barrio a sus habitantes, los del taller, la fábrica o el campo, a quienes en ella trabajan.

Volver, así, en plena armonía, hacia la Naturaleza.

Ir a una sociedad más justa y agradable que la actual, vinculada en la superación del hombre y de sus relaciones, en lugar de Campo vasto ofrecido a las energías y talentos del científico y del técnico. Investigación científica pluridisciplinaria para estudiar y aprovechar los complicados mecanismos de la Naturaleza con los que hemos de aprender a cooperar.

 

Hacia una sociedad compuesta de comunas descentralizadas, federadas por libre consentimiento, repetimos, autosuficientes y una organización de producción que paralelamente hará que los hombres trabajen cerca de sus hogares, tengan la responsabilidad de organizarse y de regirse a sí mismos, de administrar sus escuelas, sus hospitales, su propia seguridad social y económica.

Donde el individuo adquiera una identidad personalísima, cualidad perdida en la sociedad de masas.

Dar así un nuevo sentido a la vida. Crear un nuevo conjunto de valores y sentirse orgulloso de sus realizaciones.

Detener la carrera hacia el precipicio, cambiar el legado de desesperación que pesa sobre nuestros hombros en herencia de esperanzas para todas las generaciones.

En esto consiste, el camino hacia la Anarquía.

(Del Boletín de Información A.I.T.)

Salud y Revolución Social.

Se adjuntan los siguientes archivos:

-Pacto de Solidaridad de la F.O.R.A.
-“Quienes Somos” en Oficios Varios Capital
-Propuesta de organización gremial
-Comunismo Anárquico
-Qué es la F.O.R.A.
-Sistema de Organización de la F.O.R.A.

descargar:

Material Afiliación

Ante cualquier duda o consulta contactarse a:

Coronel Salvadores 1200, La Boca, CABA
4303-5963
http://capital.fora-ait.com.ar/ [2]
https://www.facebook.com/oficiosvarioscapital [3]
https://twitter.com/FORACapital [4]

Links:

[1]
https://mega.co.nz/#!vNIRVIJQ!X8xKNCtwVUJEbi7DQrWUoQIW5aZpRBgldf9rU1kasn0
[2]
http://www.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fcapital.fora-ait.com.ar%2F|+|amp|+|h=rAQGa7T-K|+|amp|+|s=1
[3] https://www.facebook.com/oficiosvarioscapital
[4]
http://www.facebook.com/l.php?u=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FFORACapital|+|amp|+|h=8AQEaPpdl|+|amp|+|s=1


post Nuestro Proyecto

lunes, 3 de junio de 2013

¿Por qué proponer algo que nadie propone? Porque hace cincuenta años que el sindicalismo en Argentina está estancado entre el peronismo y el entrismo1 de izquierda. Porque hace cinco décadas que el salario de los trabajadores responde a los caprichos de un puñado de dirigentes y no a las necesidades de los asalariados. Porque en Argentina el movimiento obrero está caracterizado por  el verticalismo, ya sea CGT o CTA y los trabajadores allí son un mero númerofiliatorio, una entrada de divisas o simplemente una masa dirigible; a esto dirigimos nuestras críticas.

Creemos en un movimiento obrero sin dirigentes ni dirigidos, en donde las disputas ideológicas no se riñan en las urnas, sino en cambio; en los lugares de trabajo, en las asambleas y en la calle.

Pensar que hay que tener un programa2 para la clase obrera es demagogia politiquera, porque tomar las directrices

de un sindicato burocrático no es una actitud que necesariamente pueda cambiar la realidad de sus afiliados.

Todo lo que nos rodea tiene su génesis desde las raíces, desde el lugar menos visible, desde la concepción de un ser vivo hasta los cimientos de una casa y el movimiento obrero no es la excepción a la regla. Hablar de los trabajadores como un conjunto solo nombrando a los sindicatos es censurar a más del 60%3 que no está sindicalizado y además, reducir a los sindicalizados a la palabra de sus dirigentes. El movimiento obrero somos los trabajadores y aquí los sindicatos quedan afuera, porque los movimientos están compuestos por quienes se movilizan y no por los que pretenden ser sus movilizadores. Luchamos por los intereses de nuestras necesidades y ese privilegio solo le pertenece a los productoresasalariados.

La praxis entrista, es decir la tomadel poder por parte de otras tendencias ajenas al peronismo de los sindicatos burócratas, no cambia la realidad de los trabajadores organizados, porque el problema no yace en la cúpula, sino en la estructura; el sindicalismo Argentino es corrupto desde sus cimientos. Su estructura corporativa que anexa sus estatutos al control y la mediación del Estado, la legitimidad dada por la cantidad de representados, la negación de la lucha de clases(es decir; no ver al patrón como enemigo), son características comunes del modelo sindical argentino.  Entonces resulta lógicoque el sindicato explote y terciarice a trabajadores,pues responde aesa negación de clase.

¿Cambiar la dirigencia sindical, recuperar los sindicatos, darle el poder a la izquierda, tendrá como resultado inmediato la desaparición del corporativismo de las entidades sindicales? ¿Acaso, un cambio de color político separará al sindicato del Estado, le dará independencia política y económica? La más inmediata de las respuestas es decir que no, porque los sindicatos son hoy empresas; fondos de inversión para las farmacéuticas (en el caso de las obras sociales), agencias temporales de empleo, kiosquitos para dirigentes donde las empresas pagan por hacer la vista gorda cuando los derechos laborales son atropellados de forma alevosa. Esto son los sindicatos, no por culpa de un grupo de personas sino porque que su estructura impide que sus afiliados controlen quienes los dirigen, peor aún, porque hay quienes dirigen.

Cambiar la forma de cómo ver el sindicalismo, es destruir el sindicalismo, negar la existencia de una base es negar la existencia de una cúpula que la dirige, pero con el gesto no alcanza, abandonar las viejas estructuras, combatir el verticalismo como forma de organización, empezar a practicar un nuevo gremialismo de obreros y obreras en organizaciones obreras, organizados de acuerdo a los intereses de nuestras necesidades, donde las decisiones sean todas tomadas en asambleas, desde lo más simple a lo más complejo, donde las finanzas y las relaciones políticas sean auditadas por la asamblea. Esta es la propuesta de la Federación Obrera Regional Argentina; organizaciones libres de trabajadores, organizados en Sociedades de Resistencia, libres de partidismo y vanguardismos, resistiendo el avance de la patronal organizado en el Estado. Porque creemos en el comunismo libre, sin Estado, el comunismo anárquico,  como organización social del mañana, hoy proponemos y fomentamos la creación de organizaciones de productores asalariados libremente federadas en defensa de sus intereses de clase.

 

Salud y Revolución Social.

 

Sociedad de Resistencia Oficios Varios Capital

FORA-AIT

 

1-                Estrategia de muchos sectores del arco de la izquierda leninista, que se basa en tomar el control de los sindicatos peronistas a través de elecciones  sindicales.

2-                Luchar en los sindicatos para pelear por la clase obrera (PTS).

3-                37% de trabajadores sindicalizados (Estudios de Relaciones del Ministerio de Trabajo).


post LAS NUEVAS TÁCTICAS DEL ESTADO CONTRA LOS TRABAJADORES QUE SE ESCONDEN TRAS LA LLAMADA “DEMOCRATIZACIÓN DE LA JUSTICIA”

miércoles, 29 de mayo de 2013

El gobierno nacional ha llevado adelante una reforma judicial que muy pomposamente ha denominado “democratización de la justicia”, alegando que la misma viene supuestamente a reformar una justicia conservadora tendiente a favorecer a los grandes grupos económicos. Sin embargo, el contenido de la reforma kirchrista dista de tener realmente esos fines sino que vuelve a otorgarle al Estado nuevas herramientas legales para limitar los reclamos de trabajadores, jubilados y demás excluidos del sistema, frente a un contexto de crisis económica que esta misma reforma parece estar reconociendo.

La nueva ley sobre medidas cautelares que forma parte de estas reformas viene a limitar toda posibilidad de que los trabajadores y jubilados puedan obtener una medida cautelar contra el Estado. Las medidas cautelares sirven para obtener una respuesta rápida y efectiva frente a un reclamo judicial urgente que no puede esperar a que termine el juicio para serle reconocido. De esta forma, con la nueva ley trabajadores y jubilados no podrán solicitar más medidas cautelares contra el Estado aún cuando se encuentran en situaciones desesperantes que exijan una respuesta rápida. Los defensores de esta reforme salen por todos los medios diciendo que la nueva ley no afecta a los trabajadores y jubilados porque las limitaciones allí previstas no se aplican a los reclamos de contenido alimentario. Pero se olvidan decir que la nueva ley establece que las medidas cautelares no podrán afectar los bienes y recursos del Estado, aún para el caso de los reclamos de contenido alimentario. Por lo tanto, las cautelares no podrán ordenar al Estado pagar preventivamente salarios, jubilaciones u indemnizaciones de cualquier tipo. Además todos los reclamos de trabajadores que no tienen contenido patrimonial se encuentran plenamente alcanzados por la reforma, tales como los reclamos en donde el Estado afecta la libertad sindical como ser los casos en que no deja entrar a un delegado de base a trabajar en el organismo donde trabaja, o cuando el Ministerio de Trabajo le niega la inscripción a nuevos sindicatos, etc. En todos estos casos no se podrán pedir medidas cautelares como habitualmente se hace para dejar entrar al delegado o permitir la inscripción del nuevo sindicato. Lejos esta ésta ley de ser una medida contra los grandes grupos económicos, ya que uno de los nuevos requisitos que establece para limitar las cautelares es que aquél que pida una cautelar contra el Estado debe ofrecer en garantía algún bien o tener algún garante con solvencia, para de esta forma asegurarse de pagar los daños ocasionados por la cautelar en el caso de que después pierda el juicio. Es evidente de que trabajadores y jubilados no pueden cumplir con este requisito, cosa que sí pueden hacer las grandes empresas.

Pero la nueva ley sobre medidas cautelares al mismo tiempo que limita las cautelares de los trabajadores y jubilados contra el Estado, favorece que el Estado pueda obtener medidas cautelares contra los particulares. El art. 17 permite que el Estado o empresas concesionarias de servicios puedan obtener en forma inmediata cualquier tipo de medida cautelar contra actos u omisiones que afecten la prestación de servicios públicos o actividades de interés público. Este artículo generó mucha polémica porque viola claramente el derecho de huelga, especialmente porque dentro de actividad de interés público puede entrar cualquier cosa. Para intentar salvar esta situación, al texto aprobado la agregaron un segundo párrafo que dice que dicha disposición no se aplica a los conflictos laborales. Pero ello no evita que en la práctica sea aplicado a los trabajadores en huelga ya que el gobierno utiliza un concepto restringido de conflicto laboral, sobretodo si no hay algún sindicato con personería que apoye la misma. Además, el agregado no salva a las protestas que puedan hacer otros sectores excluidos que no son considerados laborales como son los desocupados, los reclamos de barrios carenciados, ambientalistas, pueblos originarios, etc. Es vergonzosa la complicidad de la burocracia sindical que ha callado frente a estas medidas, o ha realizado tibias críticas sin adoptar medidas de fuerza efectivas para hacer frente a estas agresiones contra los trabajadores, especialmente los sindicatos estatales principales afectados por la reforma.

El significado de la nueva ley sobre medidas cautelares es muy claro si tenemos en cuenta que el mismo contiene disposiciones que estaban en la “ley de déficit cero” dictada en el gobierno de De La Rúa por el ministro de economía Felipe Cavallo en medio de la crisis del 2001 para intentar para la crisis, y en la “ley antigoteo” dictada en el 2002 por Duhalde para frenar las cautelares contra el corralito bancario. Todas estas eran leyes de emergencia y eran para evitar el desfinanciamiento estatal y del sistema bancario. Por lo tanto, ante una gran déficit fiscal como el actualmente existente, la nueva ley es una medida del Estado para proteger sus recursos frente a los reclamos de trabajadores y demás excluidos en caras a una nueva situación de crisis, para lo cual el gobierno nacional y popular a optado por seguir sosteniendo el sistema de explotación y seguir pagando la deuda externa que ha renegociado a costa de los trabajadores. Todo esto al mismo tiempo de que se arma de nuevos recursos para reprimir la protesta social que se suma a las anteriormente adoptadas como la Ley Antiterrorista.

Pero la ley sobre medidas cautelares y otras dictadas recientemente por el gobierno nacional y popular para favorecer a las empresas, como la reforma a la ley de riesgos del trabajo, necesita ser respaldada por una renovación total del poder judicial para evitar que las mismas sean nuevamente declaradas inconstitucionales, como sucedió en su momento con la ley de déficit cero y la ley antigoteo, y como esta empezando a suceder con la última reforma a la ley de riesgos del trabajo. Para eso el paquete de medidas del gobierno incluye la reforma del Consejo de la Magistratura para que el partido que saque más votos en las próximas elecciones nacionales pueda tener las 2/3 partes de los integrantes del Consejo. Pero como el Consejo de la Magistratura elige a los nuevos jueces a medida de que se van produciendo vacantes, el gobierno acelera el proceso de renovación del poder judicial creando las Cámaras de Casación cuyos integrantes van a ser elegidos por el nuevo Consejo para que revisen todas las decisiones que dicten las Cámaras de Apelaciones. En el caso del fuero del trabajo y en el de la seguridad social van a ser tres jueces del color político de este gobierno los que van a fijar la doctrina obligatoria para cada uno de esos fueros. No es necesario recordar que han sido un dolor de cabezas para este gobierno los juicios de los jubilados, y las sentencias del fuero del trabajo que han declarado la inconstitucionalidad de la ley de riesgos y han cuestionado el actual modelo sindical. La nueva Cámara de Casación del Trabajo y de la Seguridad Social vendrá a corregir esos defectos del sistema, al mismo tiempo de alarga aún más los juicios agregando una nueva instancia burocrática para que los juicios no terminen más, y los jubilados se mueran y los trabajadores desistan de demandar a los patrones. Porque es mentira que las Cámaras de Casación son creadas para descomprimir a la Corte como falsamente anunció la presidenta en su discurso, ya que la Corte seguirá manteniendo su competencia y simplemente se agrega una nueva instancia a los juicios. También es mentira que la Cámara de Casación tendrá una competencia reducida como se anuncia sino que todos los juicios laborales y de jubilados pasarán por ella indefectiblemente.

Cuando los recursos financieros se reducen y resulta imposible seguir conteniendo a los sectores populares con reformas parciales y medidas paliativas, el Estado nacional y popular se rearma con nuevas estrategias para afrontar la crisis, asegurando a las empresas que seguirán obteniendo sus respectivas tasas de ganancia a costa de los trabajadores. De esta manera el kirchnerismo demuestra cuál fue su verdadera función durante este ciclo de 10 años: el sostenimiento del sistema de explotación capitalista luego de la crisis del 2001. Frente a esta situación coyuntural los trabajadores deben resistir en sus lugares de trabajo y en las calles la nueva embestida contra sus derechos que la santa alianza Estado-Empresa-Burocracia sindical lleva adelante. Para ello es fundamental la organización horizontal y directa de los trabajadores para elaborar sus propias estrategias para la lucha, tomando en sus propias manos la decisión de proteger sus derechos contra los explotadores.

 


post La Federación Obrera Regional Argentina cuenta un año más desde su fundación

sábado, 25 de mayo de 2013

La solidaridad no se decreta,

es inherente a la especie

(V Congreso de la FORA)

 

Hace ciento doce años un conjunto de trabajadoras y trabajadores sentaron las bases de una Federación Obrera que a poco de andar tomaría el nombre de Federación Obrera Regional Argentina, definiendo de este modo su carácter internacionalista, anticapitalista y revolucionario.

A partir de los acuerdos iníciales nuestros compañeros/as comenzaron a forjar una herramienta de resistencia anti estatal, anti política y anti dogmática, contra la opresión, la dominación y la explotación con mecanismos federalistas que permitan a través de asambleas libres concretar los debates necesarios y expresar el intercambio de  ideas, propuestas y opiniones, sin la mediación de dirigentes, ni la utilización de cargos rentados.

En efecto, si la F.O.R.A. aun existe es porque las Sociedades de Resistencia le otorgan vida con su accionar cotidiano, construyendo una trama de acciones solidarias que articuladas fraternalmente gestan un potente movimiento de resistencia proletaria al sistema del capital-mercancía.

A lo largo de de su historia nuestra organización ha sido protagonista en las luchas sociales, desde el enfrentamiento a las leyes represivas contra la acción proletaria como las de residencia u orden social, hasta acontecimientos como la huelga de inquilinos de 1907.

Multiplicidad de huelgas en toda la región fueron impulsadas por las organizaciones componentes de la F.O.R.A. durante todo el pasado siglo XX, tanto en las ciudades, como en los pequeños poblados la acción de los militantes y activistas de nuestra organización  puso en pie sociedades de resistencia para batallar contra la opresión del capital y el Estado o sus esbirros.

El conflicto de La Forestal, las huelgas de braceros y hacheros en La Pampa, las huelgas como la de la Semana de enero de 1919 y las de la Patagonia Rebelde, son hitos donde la F.O.R.A. estuvo en primera fila de lucha proletaria con la acción directa de sus militantes.

Desde sus primeros congresos la F.O.R.A. planteó la necesidad de una transformación integral de la sociedad vigente ahora bajo el imperio del  Estado y del capital; abordando diversos aspectos de esa dominación.

Con la mirada fija en el porvenir humano, los militantes han afirmado la existencia de la F.O.R.A. como corriente histórica y de combate que niega a cualquier hombre el derecho de someter a través del poder político del Estado. En tanto que aspira a la abolición de la tiranía política y económica como también a la emancipación efectiva de la clase obrera.

Hoy, en estas horas de represión y criminalización, donde el entramado entre los gobiernos, sus agentes y las fuerzas del orden social capitalista encarcelan, asesinan, reprimen y desalojan a lo largo y ancho del mundo a quienes luchan por reclamos sociales;  saludamos y abrazamos calurosamente a todos los compañeros y compañeras, que sufren y  mantienen el compromiso y la fuerza viva de los ideales del comunismo y la anarquía.

¡Por la revolución social!

¡VIVA LA FORA!

 

Federación Obrera Regional Argentina F.O.R.A.-A.I.T.


post Balance 2012

lunes, 31 de diciembre de 2012

Un sabor amargo va dejando el año para los trabajadores después de
tantos avances patronales y embistes del gobierno, que solo lograron
empeorar nuestras condiciones de vida y de trabajo. Este 20 de noviembre
fue testigo de ello. La huelga y movilización del 20N fue el resultado
de toda la bronca acumulada durante meses. Los burócratas sindicales no
podían hacer más oídos sordos de los reclamos y tuvieron que llamar al
paro. Si bien estuvo organizado para desmovilizar a la masa, logro un
efecto importante en la sociedad, que es la de demostrar que hay un
sector que ni el gobierno ni su famosa oposición quieren abrazar: el del
pueblo trabajador.

Las consignas que llevaron adelante la huelga pasada, no fueron
consignas vacías con una tibia crítica a un gobierno, sino que atacó
puntos claves de la política de Estado que llevaron adelante con los
empresarios y los dirigentes sindicales, incluyendo a los que
hipócritamente querían encabezar un reclamo genuino. La derogación del
impuesto a las ganancias, y la anulación de la reforma de la ley de
A.R.T., son pilares fundamentales en los que el gobierno avanzó para
seguir mancillando a los trabajadores.

Desde la F.O.R.A. consideramos que el impuesto al salario es una
aberración total, ya que el sueldo es el único medio del que disponemos
los laburantes para subsistir, y que las ganancias son todas para los
patrones. El sueldo no es ganancia y cobrarnos un impuesto a partir del
cobro de cierto monto, no es más que otro robo del Estado a los
trabajadores. La reforma de la ley de A.R.T. busca que bajen los costos
empresariales, haciendo que los trabajadores optemos por aceptar la
plata en mano de la A.R.T. o hacerle juicio civil al patrón por el
accidente laboral. Antiguamente podíamos hacer las dos cosas, pero en
lugar de buscar la prevención de los accidentes laborales, se busca que
el trabajador se conforme con una repartición económica ínfima en
comparación al daño causado. Si bien ya es monstruoso el hecho de que la
salud de los trabajadores sea cuantificada monetariamente por el Estado
y que encima lo consideren justicia, esta avanzada patronal no nos deja
ni eso. Los mal llamados accidentes laborales son una causa gravísima de
muerte y discapacidad de los trabajadores, convirtiéndose rápidamente en
terrorismo patronal, ya que la mayoría de las veces son causados por no
cumplir las normas de higiene y salubridad. Estas son algunas de las
avanzadas más humillantes del gobierno que fueron dándose en el año y si
a eso le sumamos la profundización de la ley anti terrorista, la reforma
del código civil, el aumento del gatillo fácil y la brutalidad policial;
si le agregamos los guiños a las empresas como Barrick Gold o Monsanto,
tenemos como resultado un gobierno totalmente anti-popular, que hace
caso de cualquier capricho empresarial.

Si bien adherimos al paro y a la movilización, lo hacemos en tanto
consideramos que el reclamo es válido ya que son los problemas que los
trabajadores tenemos y que creemos que hay que combatir. Sin embargo
sabemos que tanto Moyano como Michelli, como Barrionuevo y como todos
los burócratas sindicales, hoy están contra el gobierno porque les
conviene y no porque quieran lo mejor para nosotros. Esta clarísimo que
todos ellos buscan más poder. También que tienen una base de
trabajadores que presiona continuamente y que tienen que escuchar si no
quieren perder sus liderazgos. No nos creemos todo este circo cegetista
ya que la derogación del impuesto a las ganancias es un reclamo que
viene prendiendo fuego desde hace varios años y no pudieron echarle más
agua para apaciguarlo y la reforma de la ley de A.R.T. fue avalada en su
momento por todos estos sindicatos que hoy dicen luchar contra ella.

No nos creemos sus mentiras, ellos no nos representan, pero estamos a
favor de la huelga porque es la herramienta más fuerte con la que
contamos los trabajadores para hacernos escuchar. No pensamos en vaciar
nuestra cacerola de caviar después del horario laboral y hacerla sonar
con la mucama al lado, ni vamos a la movilización con nuestros autos de
alta gama. No pedimos que la presidenta sea “menos soberbia”, ni poder
comprar dólares a mansalva.

El gobierno logró dividir a sus enemigos, creando intereses distintos y
la clase media les sigue el juego creyendo que son cada vez más fuertes,
pero ningún movimiento puede hacerle cosquillas y ni hablar de triunfar,
si no se contemplan las reivindicaciones del pueblo trabajador. Por eso
nosotros adherimos a la huelga y a la movilización pasada. Por eso
levantamos el puño bien en alto contra la reforma de la ley de A.R.T. el
código civil, la ley anti terrorista. Por eso queremos derogar el
impuesto al salario, y para poder tener asociaciones gremiales libres de
corrupción y burocracias, es que luchamos por la libertad de asociación
de los trabajadores. Sólo un movimiento obrero basado en la igualdad y
la solidaridad puede significar un cambio real ante esta sociedad tan
devorada por el capitalismo democrático. Sólo un movimiento obrero
organizado de abajo hacia arriba, con asambleas, y con delegados que
responden a las bases y no a las dirigencias, es la única manera de
poder plantarle cara al gobierno, empresarios y sindicatos que tan flaco
favor le hacen a la causa obrera y sólo quieren nuestra sumisión y
conformismo.

Hoy como ayer, la emancipación de los trabajadores será obra de los
trabajadores mismos.

Sociedad de resistencia Oficios Varios capital – FORA – AIT


post El Laburante n°6

viernes, 23 de noviembre de 2012

Compañeros: ya salio el nuevo numero de “EL laburante”, el boletin gremial de Oficios Varios Capital.

Pueden Descargarlo aca: El Laburante N°6


post OFERTA ESPECIAL PARA EMPRESARIOS: ASESINE UN OBRERO Y PAGUE BARATO

miércoles, 24 de octubre de 2012

El capitalismo convierte todo en mercancía y en esa ley de mercado por
la que se rige, hasta la vida humana tiene precio, y la de los
trabajadores, lleva años en oferta. Los accidentes laborales han sido
asimilados por la patronal como un coste añadido al proceso de
producción porque somos simples piezas que cuando se rompen se pagan (muy baratas, por cierto) y se remplazan por otra.

Ahora el Gobierno, suponemos que de acuerdo al proceso inflacionario,
ha sancionado una reforma dela Leyde Riesgos de Trabajo que eleva el
monto de las indemnizaciones por accidente laboral, estableciendo un
ajuste semestral para que no pierda su carácter resarcitorio y que
abandona la idea de los pagos escalonados.

La reforma, que ahonda en el concepto ‘deshumanizador’ de la vida como si la misma estuviera en venta, establece en la letra pequeña el precio que pagaremos los trabajadores: la opción excluyente con renuncia, lo que obliga al damnificado a elegir entre la reparación tarifada o la vía judicial, con el agravante de que establece la jurisdicción civil sobre la laboral. En otras palabras, el que acepta lo que le ofrece la ART renuncia ala Justicia y quien acude a los tribunales renuncia a la indemnización.

Conscientes de las penurias económicas de accidentados y familiares,
se incentiva el cobro mejorando la ‘limosna’ a fin de evitar reclamos.
Durante medio siglo fomentaron la desmovilización obrera a través de
judicializar nuestros reclamos y ahora les molesta la cantidad de
denuncias que acumulan y nos suprimen esa opción. No se conforman con ofertar nuestra vida, sino que pretenden también liquidar nuestros
derechos más elementales.

La medida, impulsada por el ministro Tomada (asesor de la CGT cuando en 1994 se sancionó la Ley de ART) ha sido presentada por el Ejecutivo como un avance para la clase obrera, pero paradójicamente fue anunciada en el Día dela Industria, ante un nutrido grupo de empresarios que recibieron la noticia con una sonora ovación. Un poco más de dinero en la indemnización a cambio de seguir recortando derechos a los obreros es un negocio perfecto, y para que cierre totalmente, ofrece a los sindicatos burócratas y las aseguradoras la posibilidad de constituir sus propias Mutuales, afianzando el lucrativo negocio de la muerte laboral.

Los que se llenan la boca hablando dela Constitución, hacen oídos
sordos a la inconstitucionalidad de sus propias leyes, en un
progresismo socialista que en nada difiere con el neoliberalismo menemista.

No queremos que suba el precio de nuestra cabeza, lo que queremos es no morir trabajando. Diariamente cuatro compañeros son asesinados en su puesto de trabajo mientras los asesinos siguen sin depurar sus
responsabilidades. Queremos medidas de prevención y que los culpables
paguen, pero no con dinero, porque la vida vale vida. No nos interesan
los juicios ni las indemnizaciones porque seguimos creyendo en la
acción directa y el apoyo mutuo como las mejores herramientas de lucha de los trabajadores.

¡¡¡NO EXISTE EL ACCIDENTE LABORAL, SINO EL TERRORISMO PATRONAL!!!

FORA – AIT


post ¡Basta de perseguir a los laburantes que la pelean! Desprocesamiento del compañero Sergio Monte

miércoles, 4 de julio de 2012

Sumando un caso más a la escalada represiva que se viene llevando a cabo desde el Estado en los últimos años, en los que se busca una criminalización de la protesta social, tres compañeros de la FORA fueron imputados tras un conflicto laboral, de los cuales uno atraviesa un proceso penal bajo la carátula de “coacción”.
Durante el mes de abril del 2011 se desarrolló un conflicto contra el dueño del bar Único, Nicolás Beccar Varela, impulsado por la Sociedad de Resistencia de Oficios Varios Capital (adherida a la F.O.R.A.) quienes exigíamos la reincorporación del compañero despedido.

Un año después de finalizado el conflicto, el compañero Sergio Monte está siendo procesado bajo una causa penal que ignora el contexto de un conflicto gremial y el legítimo reclamo del mismo, quedando demostrado una vez más, la facilidad con la que prosperan causas que pretenden amedrentar a aquellos que no estamos dispuestos a bajar la cabeza frente a la prepotencia patronal.

Acusan de coacción a los trabajadores organizados, cuando los que coaccionan diariamente son los empresarios, presionando para que aceptemos condiciones míseras de trabajo a cambio de salarios de hambre y cuando no les servimos, nos despiden de manera arbitraria esperando que nos quedemos callados ante los atropellos. El señor Nicolás Beccar no se conforma con explotar, despedir y despreciar a un trabajador, sino que además pretende privarle de sus derechos más elementales a través de una denuncia abusiva y prepotente.

La causa, armada, sin fundamentos y con testigos falsos, acusa al compañero de coacción e insultos como “negrero o explotador”, palabras que nunca salieron de la boca de Sergio Monte, pero que desde la FORA suscribimos y gritamos bien alto, porque señor Beccar en su caso no son un insulto sino la triste realidad, porque quien abusa de sus trabajadores pagando un sueldo miserable no merece otro calificativo.

Por este motivo, desde la FORA exigimos el desprocesamiento de nuestro compañero y hacemos un llamamiento a la solidaridad del resto de organizaciones. Las amenazas y las denuncias nunca nos detendrán y no pararemos hasta lograr la absolución sin cargos de Sergio Monte y de todos los trabajadores procesados.

¡Ante las leyes y sus intereses, Organización y Lucha!